La perspectiva de género en la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad

AutorAgustina Palacios
Ocupação do AutorAbogada
Páginas3-23
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO
EN LA CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE
LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS
CON DISCAPACIDAD
Agustina Palacios
Abogada. Doctora en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid (España).
Investigadora Adjunta CONICET. Centro de Investigación y Docencia en Derechos
Humanos “Alicia Moreau”, Facultad de Derecho, Universidad Nacional de Mar del
Plata. Relatora Argentina de la Red Iberoamericana de Expertos/as en la Convención
Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Sumário: 1. Mujer, discapacidad y una necesaria mirada interseccional. 1.1 Interseccionalidad
de condiciones y/o situaciones. 1.2 Intersecciones entre el feminismo y el modelo social. 2. La
mujer con discapacidad y su intersección en la Convención Internacional sobre los Derechos
de las Personas con Discapacidad. 2.1 El debate prévio. 3. La mujer con discapacidad y su
intersección en el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. 4. La Convención
sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y el sistema de justicia. 5. Referencias.
1. MUJER, DISCAPACIDAD Y UNA NECESARIA MIRADA INTERSECCIONAL
La intersección entre la condición de mujer y la discapacidad origina la necesidad
de una política pública que pueda reconocer, visibilizar, y brindar las herramientas
necesarias – y obligatorias – para erradicar una situación de discriminación estructural
que requiere de medidas estructurales (PALACIOS, 2013, p. 143 y ss.).
Las mujeres con discapacidad deben superar fuertes dif‌icultades para, en primer
lugar advertir, y en segundo expresar, la discriminación y la violencia estructural como
consecuencia de barreras de comunicación, y de acceso a cualquier ámbito de información
y asesoramiento. Las mujeres con discapacidad conforman su identidad desde una
mirada externa que se traduce en una baja autoestima al enfrentar el menosprecio de la
propia imagen como mujer. La intersección entre los papeles tradicionales asignados a la
condición de mujer, y la negación de dichos roles en la mujer con discapacidad, sin duda
genera una realidad muy compleja. La mayor situación de vulnerabilidad, la carga de
asistencia y cuidados de otras personas; el miedo a denunciar el abuso por la posibilidad
de la pérdida de los vínculos y de la prestación de apoyos; sumado a la menor credibilidad
a la hora de denunciar hechos de este tipo, muestran una realidad donde la opresión social
termina siendo parte de la vida cotidiana. Una vida cotidiana que se desarrolla, muchas
veces, en entornos que favorecen la violencia: familias desestructuradas, instituciones,
y/o residencias. 1
1. Cfr. Reviriego Picon (2010, p. 44-49).
EBOOK DIREITO GENERO E VULNERABILIDADE_2ed.indb 3EBOOK DIREITO GENERO E VULNERABILIDADE_2ed.indb 3 07/03/2021 11:15:4007/03/2021 11:15:40
AGUSTINA PALACIOS
4
Ahora bien, ¿Reconocen las leyes y las políticas públicas esta situación? La respuesta
se encuentra muy cercana al no. Las normas, las prácticas, los programas y las políticas
raramente toman en cuenta esta realidad. Sin duda aun no existe un nivel adecuado de
conciencia de las múltiples e interseccionales formas de discriminación, que rara vez
son abordadas, y cuando lo son, es a través de miradas y compartimentos estancos, y no
desde una visión global e integradora de su complejidad (DE SILVA DE ALWIS, 2008,
p. 71 y ss.).
Por esta razón la interseccionalidad pasa a ser una de las primeras herramientas
necesarias – y obligatorias – a la hora de abordar esta temática.
1.1 Interseccionalidad de condiciones y/o situaciones
La interseccionalidad puede ser concebida como un instrumento de análisis, un
enfoque, una mirada, un concepto, que describe la interacción entre sistemas de opresión,
desde el entendimiento de que nuestra identidad no se encuentra conformada por una
categoría, sino por varias. No soy solo mujer, ni soy solo cualquier otra condición, ni tampoco
soy la simple sumatoria de dos o más de dichas condiciones. La identidad, en realidad, se
edif‌ica a partir de varias categorías – a veces estancas, otras dinámicas – pero que siempre
interaccionan, y me def‌inen como persona. Así, la interseccionalidad como herramienta
analítica demuestra que las situaciones de desigualdad se encuentran construidas a partir
de la interacción de varios factores de opresión (BARRERE UNZUETA, 2010).
A su vez, la interseccionalidad ilustra el modo en que pasan a ser necesarios
tanto el contexto como su análisis crítico, a la hora de querer comprender la situación
de las personas que están siendo oprimidas y discriminadas (SERRA, 2017). De este
modo, el contexto está conformado por varios factores de opresión que intersectan
simultáneamente, y cuyo análisis es crucial (CERMI, 2018, p. 12).
La interseccionalidad como paradigma trabaja como un marco interpretativo,
reconociendo que los sistemas de raza, clase social, género, sexualidad, etnicidad,
nacionalidad, discapacidad, edad, entre otros, conf‌iguran y dan forma a las características
de las organizaciones sociales, que al mismo tiempo dan forma a las experiencias de las
personas oprimidas. Esas características son convertidas por los sistemas de poder en
estereotipos capacitistas y sexistas, para el caso de las mujeres y niñas con discapacidad,
que se transforman en los dos ejes de mayor subordinación (CERMI, 2018, p. 13).
Explica Serra (2017) que la interseccionalidad se encuentra presente asimismo
en la discriminación. Se trata de algo más que la discriminación por varias categorías
que se suman, algo más que la discriminación múltiple, en la cual se observa la suma de
capas discriminatorias: género + discapacidad + raza + migrante + (…). Los factores de
opresión o ejes de subordinación por los cuales una persona es discriminada pueden ser
innumerables y la suma de las capas discriminatorias tiene un cierto impacto particular
sobre la persona que merece ser tratada con un enfoque diferente al unidimensional o
bidirecional.
Desde el prisma de la discriminación, resulta oportuno recordar a Crenshaw (1989),
quien puso en escena el paradigma de la interseccionalidad en el plano del Derecho,
EBOOK DIREITO GENERO E VULNERABILIDADE_2ed.indb 4EBOOK DIREITO GENERO E VULNERABILIDADE_2ed.indb 4 07/03/2021 11:15:4007/03/2021 11:15:40

Para continuar a ler

PEÇA SUA AVALIAÇÃO

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT